PRESENTE

Análisis del deterioro del edificio

Como la mayoría de los edificios centenarios de la ciudad, el edificio de la inmobiliaria refleja cambios y modificaciones de las sucesivas intervenciones tanto edilicias como urbanas. El edificio es parte fundamental en la configuración del perfil de la Avenida de Mayo, y aun hoy, tras innumerables intervenciones inapropiadas sufridas por la avenida y el propio edificio su impronta urbana es impresionante.

Sin duda las intervenciones más desafortunadas fueron las realizadas en la planta baja, donde la inexistencia de normativas reguladoras del espacio público produjo severos cambios en la composición de la fachada. Los locales comerciales eliminaron sectores de la mampostería e introdujeron elementos impropios como marquesinas y carteles publicitarios que rompieron la continuidad del basamento. Esto se produjo en toda la avenida hasta la intervención conjunta con el gobierno español en el año 1992, aunque la normativa propuesta dejo al azar algunas resoluciones sobre la composición del espacio público. Estas intervenciones suprimieron el efecto de tectonicidad de las partes estructurales y eliminaron el concepto compositivo Beaux Arts de basamento, desarrollo y remate.

La inmobiliaria es un edificio representativo no solo de la corriente estilística dominante de principios del SXX, sino también un exponente de las técnicas constructivas del momento: la fachada en símil-piedra, el sistema constructivo mixto de hierro y mampostería y la utilización de algunos adelantos tecnológicos como los ascensores. Otra particularidad del hall de distribución interior  reside en las características espaciales de la escalera de mármol de carrara echas con placas empotradas cuyo diseño realza aún más el carácter vertical del espacio.

Siendo el revoque de símil-piedra una característica constante entre los edificios porteños, ha sufrido en las distintas obras ataques tanto por el paso del tiempo como por intervenciones incorrectas del hombre, perdiendo en muchos casos la totalidad del sustrato original. La inmobiliaria presenta, según la intervención realizada por cada consorcio, desde faltantes tanto de revoque como de pre-moldeados hasta significativos sectores pintados con productos impropios.  Esta división rompió la unidad de la fachada que es una de las pocas cuadras de la avenida que siguen manteniendo los conceptos del proyecto original.

También las mismas causas han deteriorado el esgrafiado original que se encuentra en las loggias inferiores y superiores. La aplicación de esta técnica es inusual en la tradición constructiva porteña y la conservación de la misma es fundamental en la valoración del edificio.
La documentación histórica refleja que ya se verificaban faltantes en el sistema ornamental a pocos años de construido el edificio, especialmente en la zinguería y en las torres centrales.

Posteriormente se verifican cambios en algunos vanos y en el revestimiento de las cúpulas laterales, aunque hoy el revestimiento de chapa pintada de rojo de las mismas define un factor en la identidad de la avenida.

La inmobiliaria es un edificio fundamental para la compresión de las diversas ideas que, a principios del SXX, se debatían en la ciudad. No solo por la apreciación de valores formales, estéticos y tecnológicos, sino también por representar el debate urbano y la discusión tipológica sobre la casa de renta. Su conservación y puesta en valor, son importantes en la construcción de la identidad y la memoria histórica porteña.

 

Patologías actuales:

Proliferación biológica
Plantas superiores
En el conjunto se puede observar el crecimiento de algunas  plantas superiores en todos los lugares donde haya fisuras, faltante de material sobre todo en sectores donde se acumula tierra y se mantiene la humedad favoreciendo el crecimiento de las mismas ocasionando el deterioro y pérdida de material.
Plantas inferiores
Se puede observar una pátina verde de origen biológico presumiblemente debido a la colonización de algas verdes o líquenes crustosos que forman un biofilm superficial.  Estas presunciones deben ser corroboradas con análisis químico específico.
Guano de ave
se encuentra esparcido en distintas partes de la fachada siempre en lugares donde ellas pueden posarse. Su acción es corrosiva sobre los materiales constituyentes de la fachada por el contenido de sustancias ácidas en el mismo. Esto ocasiona también un daño estético en el conjunto de la fachada.

Humedad
Presencia de eflorescencias salinas vehiculizadas por agua que escurre por esa zona. Esto  presumiblemente provocó la pérdida de pre-moldeados por la corrosión del hierro que los sostenía.

Suciedad superficial
 El material de la fachada se encuentra cubierto con suciedad superficial, polvo y hollín que depositaron en el tiempo.

Costras negras:
En muchos sectores de la fachada se puede visualizar costra negra, generalmente en aquellos lugares que se encuentran protegidos del agua de lluvia (debajo de cornisas, decoraciones, etc.). El agua trabaja mecánicamente y donde esta no llega queda acumulada la suciedad formando una película resistente llamada costra negra.
Generalmente debajo de ella hay una pátina que se forma con el tiempo de color ocre, la cual conviene dejarla para proteger

Degradación de la pintura aplicada al simil piedra
La pintura superficial se encuentra en algunas partes desprendida del soporte y microfisurada.

Degradación del material
Se puede observar  una  importante degradación en el  material, encontrando micro fisuras y pérdida de la capa superficial por falta de cohesión debido a las patologías.

Fisuras y rajaduras
Encontramos en la superficie rajaduras de distintas dimensiones y profundidades. Algunas de estas comprometen la conservación y con el tiempo provocarán el desprendimiento del material “original “. Comprometen la conservación porque son vías para la entrada del agua que es el mayor agente de deterioro en materiales pétreos.

Cornisa
Se puede observar la falta de capin en las cornisas necesario para que el agua de lluvia circule y no se acumule. Esto puede provocar filtraciones degradando la parte inferior de la cornisa.

Desprendimiento de partes
Podemos observar que el material se encuentra en un estado avanzado de degradación, corriendo serios riesgo de desprendimientos y caída de material provocando riesgos también para el peatón. A causa de la degradación de la superficie, el agua tuvo posibilidad de penetrar hasta la estructura de hierro. Esto provoco la oxidación del metal, su expansión en volumen, y, con ello, el desprendimiento y caída de toda la masa. Encontramos distintas pérdidas, totales, parciales, y algunas que estaban a punto desprenderse.

Hierros expuestos
Esta degradación se agravará en la medida que el agua continúe entrando a través de las grietas y faltantes de material.

Degradación de hierros balcones
Se puede observar capas de corrosión en estructuras metálicas de balcones.

Manchas de óxido

Mármol
También pudimos observar deformaciones en las placas de mármol (de poco espesor) producidas por la sucesiva contracción y dilatación del material a causa de la exposición del agua, al sol, y cambios bruscos de temperatura.

Pérdida de partes
Encontramos faltantes totales y parciales en pre moldeados y partes decorativas. Muchas de estas pérdidas pudieron ser ocasionadas por la filtración de agua en fisuras y corrosión del hierro. Esto provoca el deterioro y desprendimiento del material.

Intervenciones. Daños ocasionados por el hombre

  • Pintura sobre el símil piedra
  • Grafitis en partes inferiores de la fachada realizados con aerosoles de pintura sintética.
  • Cables en la fachada
  • Otros daños
  • Utilización de materiales diferentes al original. Modificación de la fachada.
  • Elementos y artefactos agregados a la fachada.

 

Decoraciones en balcones
Pudimos observar dos balcones con sus decoraciones originales en el 1°y 5° piso por Avenida de Mayo. Estos se deberán tomar como ejemplo para la recuperación del resto de las decoraciones que presentan diferentes intervenciones como pintura, barniz, etc.

Hall de ingreso al edificio n° 1430 y 1460
Se puede apreciar a simple vista que el aspecto estético de las paredes y molduras decorativas de los halles de ingreso no corresponde en nada a los originales. Se deberá realizar un cateo para la posible recuperación del original.
Con respecto a los mármoles de basamento del hall de ingreso en Avenida de Mayo 1460, se pudo apreciar que muestran un daño superficial producido posiblemente por limpiezas incorrectas.

 

Pasar sobre imágenes chicas
para ampliar fotos

 

Agradecemos al Programa de Preservación
y Conservación del Patrimonio
CEAC - Universidad Torcuato Di Tella
 
 
home